Explotación lechera

Reemplaza el uso de motos o de quads

¿Cómo desplazarse en el exterior y en el interior de los edificios?
Ya se trate de una explotación orientada a la producción lechera o a la ganadería, los desplazamientos en una granja son un tema importante. En la actualidad, muchos agricultores recurren a vehículos de motocross o a quads para cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, los vehículos de combustión se pueden al mismo tiempo en el exterior y en el interior de los edificios. Por esto, hay que repetir constantemente el ciclo de parar, volver a arrancar, conducir, etc.

  • Los vehículos de combustión no son adecuados para todos los desplazamientos.
  • No siempre pueden entrar en los edificios.
  • La pérdida de tiempo es una pérdida de dinero y causa de fatiga.
  • Estos vehículos, además, equieren un mantenimiento regular y costoso y consumen mucho.

El Geebee es la solución ideal

Un vehículo eléctrico que hace la vida más fácil para los operadores de granjas.
Al ser 100% eléctrico, el Geebee está exento de todas las limitaciones relacionadas con la contaminación. Puede circular sin problemas por el exterior, pero sobre todo en el interior de los edificios. Ofrece a los agricultores una alternativa práctica, funcional y económica al uso de los vehículos tradicionales. Les permite trabajar lo más cerca posible de los animales sin asustarlos ni estresarlos porque es completamente silencioso y muy discreto.

  • Reemplaza el uso de motocicletas, quads o motores de combustión.
  • Es ecológico, no contamina y permite el tráfico en todas partes.
  • Esto implica un ahorro de tiempo considerable y reduce la fatiga a lo largo del día
  • Requiere muy poco mantenimiento y su coste por uso es de unos céntimos por kilómetro.

Testimonio

«Había usado un vehículo de motocross en mi granja durante años. Esto me acarreaba infinidad de pequeños problemas, en particular el hecho de que tenía que dejar constantemente mi bicicleta en la entrada del establo. Desde que tengo un GEEBEE, puedo hacer lo que deseo sin preocuparme de mi vehículo. Me acompaña a todas partes y en todas las circunstancias. He ganado muchísimo tiempo y estoy mucho menos cansado a lo largo de mi jornada.»

Stéphane L.

Operador de una explotación lechera en Quebec